Viaje en el Transmongoliano

Viaje de Beijing a Moscu en el Transmongoliano

El Transmongoliano - Relato enviado por Asia

El tren sale de la estación central de Beijing a las 7.00 de la mañana. Unos pocos extranjeros y mongoles de China y Mongolia. Los extranjeros se hacen la foto y los mongoles cargan sus paquetes.

Me dirijo a mi cabina que me toca compartir con una señora mongol y sus 2 hijos. Ninguna posibilidad de comunicación hablada, solo sonrisas, los niños observan cada uno de mis movimientos. Me siento y les ofrezco galletas, las cogen tímidamente y se las comen a gusto. Después de un rato saco las fotos de familia (siempre funciona) les enseño las fotos de la familia al completo el dia de navidad, mi sobrina una niña de su edad, rubia y guapa les llama particularmente la atención, así como mis sobrinos en la playa. Se ríen mucho y comentan lo que ven en voz alta. Comemos mas galletas y mandarinas. 
En el vagón restaurante comparto mesa con un americano y una irlandesa. El americano explica que va a Mongolia en ejercicio de “survival”. Lleva su tienda de campaña y sus utensilios de pescar. Piensa estar 3 meses viviendo en lugares remotos del país y alimentándose de la caza y de la pesca que consiga.

La chica Irlandesa se quedara unos dias en Mongolia y luego seguira viaje no sabe por donde. Tomamos te, contamos nuestras historias y sobre todo observamos los mongoles a nuestro alrededor. Durante la mañana pasamos por algunos de los trozos de la muralla de China mas espectaculares y mejor conservados. El viaje se presenta interesante y lleno de descubrimiento.Por la tarde ya nos acercamos al desierto de Gobi, es tiempo de tempestades y nos prohíben abrir las ventanas, el del transmongoliano queda sellado, aun así la tierra levantada por el viento entra por cualquier mínima abertura. Los mozos del transmongoliano no paran de barrer. Las ultimas ciudades chinas aparecen fantasmales, edificios estilo soviético recubiertos de tierra, todo el paisaje del mismo color, sus casas, calles, gentes… 
Por la noche llegamos a la frontera, allí tenemos que pasar varias horas. La pequeña ciudad resulta ser bastante interesante y hasta tiene un restaurante medio decente. Compartimos una sopera llena de caldo y verduras con unos mongoles sentados a la misma mesa. Precio 20 céntimos. 
En la estación se ha montado un pequeño mercadillo de frutas y verduras (productos de lujo en Mongolia) los mongoles los compran como regalo para la familia. Compro manzanas y naranjas para los niños de mi compartimiento. 
La temperatura es agradable y en el cielo brillan las estrellas. Tengo la sensación muy agradable de estar viviendo algo especial.

Vuelta al del transmongoliano, son las 2 de la madrugada y es tiempo de dormir. 
A la mañana siguiente nos traen un termo de agua caliente, hacemos te y nos comemos la fruta y las ultimas galletas. Enseño a los niños a contar en ingles y nos reímos un rato, después les hago unas fotos. De vez en cuando se asoma un mongol curioso para ver que pasa. 
Por la tarde llegamos a Ulan Bator - Capital de Mongolia -. Los mongoles se reencuentran con sus familias y a los extranjeros nos espera el personal de los hostels que hay en esa ciudad. Decepcionante la llegada a la capital mongol, edificios estilo soviético en un estado de mantenimiento lamentable, niños de la calle cerca de los contenedores de basura…luego se disipa un poco esa sensación aun así no es una ciudad para pasar mucho tiempo en ella. 
Si llegáis a Ulan Bator solo con billete hasta allí, seguramente solo podáis salir de allí en el tren mongol ( les dirán que el tren chino o ruso esta lleno aunque no sea así no hay problema en conseguir billete para seguir el viaje hasta Moscú con unos días de adelanto (excepto en julio y agosto) si tomáis el transmongoliano tenéis que saber que en ese tren los mongoles son privilegiados, Mongolia es su casa y se nota (comida mas barata en el restaurante, limpieza de sus compartimentos y cambio de sabanas diarias) los demás, incluidos los rusos, somos tolerados y hasta olvidados como en el cambio de las sabanas. 
En Mongolia os podéis quedar hasta un mes que es lo que dura el visado, aunque muchos viajeros solo se quedan 1 o 2 semanas. Es interesante salir de la ciudad alquilando una furgoneta con chofer entre varios, ......... 

leer mas relato en el Transmongoliano Parte 2 
ver mapa del recorrido del Transmongoliano
Comienzo del relato del Transmongoliano

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más