Viaje a Marrruecos - Marrakech -

Relato de un viaje a Marruecos que lo flipas - Por Oracio Holiveira - Capitulo 7

Desde aquí fuimos volviendo hacía la plaza, visitando nuevas calles de los zocos, y llegamos al atardecer. Fuimos a tomarnos un té al Café de France. El anochecer detras de la Kutubia es magnífico desde aquí.

Al salir, pasamos por los puestos de comida, ya instalados. Aunque ibamos a cenar en el hotel, me dio tiempo a probar una docena de caracoles en uno de los varios puestos que existen. 5 dh (0,50 €) la docena, y estaban realmente buenos.

Tras el anochecer, la plaza se llena de gente, y empieza el espectáculo de verdad! Nosotros nos fuimos a cenar al hotel, un buffet de tajines (alguno de ellos pasable) y un cuscus de pollo bastante mediocre. Eso sí, cantidad la que quisieras.

Y tras el obligado té a la menta, salimos a la plaza a disfrutar. El sonido que hay en la plaza es llamativo duranto todo el día, pero despues de anochecer es bestial. Multitud de corros con sus grupos de música compitiendo por hacerse oir. Sin darnos cuenta nos dieron las 12 de la noche alli. A esa hora empieza a vaciarse la plaza, pero todavía hay tiempo para disfrutar de algun grupo que no quiere parar.

A la una nos fuimos a dormir, con el ritmo machacón de la música todavía en nuestra cabeza.

VIERNES 30-12-05. MARRAKECH

Tras el opíparo desayuno en el Hotel Alí, nos fuimos caminando hacia la parte nueva de la ciudad. Salimos de la Medina atravesando sus murallas por la Bab Doukkala. Justo después, se encuentra la estación de autobuses, a donde fuimos para comprar el billete del autobús que nos acercaría el día siguiente hasta N´kob.

Lo mejor para llegar hasta N'kob es pillar un autobús directo a Zagora, bajarse en Tansikht, 50 km antes de llegar a Zagora y pillar un taxi colectivo desde Tansikht hasta N'kob. Sin embargo, el primer autobus para Zagora salía a las 9 de la mañana, con llegada a Tansikht prevista sobre las 4 o 5 de la tarde.

Como queríamos llegar temprano a N'kob, al final compramos 2 billetes de bus a Ouazarzate a las 6 de la mañana (65 dh, 6 € por persona). Desde Ouazarzate hay taxis colectivos y autobuses frecuentes dirección Zagora, así que ya organizaríamos allí la continuacion del viaje.

Seguimos caminando por la ciudad nueva, hasta llegar al barrio de Gueliz. Esta zona no tiene nada que ver con la Medina, es mucho más "occidental".

En la plaza Abdel Moumen ben Ali, hay una pastelería, Patisserie Hilton (nada que ver con la cadena de hoteles), donde venden los mejores dulces que probamos en Marruecos. Además, te pueden embalar un surtido de ellos en bonitos paquetes al vacío, que constituyen un magnífico regalo.

Tras callejar un poco por Gueliz, volvimos hacia la Medina caminando por la arbolada Avenida Mohamed V. Antes de llegar a la Kutubia, nos desviamos a visitar uno de los bonitos parques que la rodean. El parque lo han tranformado en CyberPark, y es al menos curioso toparte con todos esos terminales de internet, de diseño ultramoderno, al aire libre y en mitad de la multitud de fuentes y arboles frutales que forman el parque. Los terminales se utilizan con las mismas tarjetas telefónicas que cualquier cabina de la ciudad.

Tras la visita al parque, fuimos a bebernos un té al Café Glacier, con una gran panorámica de la plaza Jemaa el-Fna. Te puedes pasar allí horas viendo el ir y venir de la gente allá abajo.

Después volvimos a comer al Restaurant du Progres. Un surtido de aceitunas, un tajín de kefta, una brocheta de ternera, patatas fritas, 2 yogures, agua y té a la menta por 94 dh (9 €) por dos personas. Y todo excelente, como el día anterior.

Por la tarde, nos recorrimos la parte sur de la Medina de Marrakech. Fuimos hacia la puerta Bab Agnau y salimos fuera de las murallas, para tener una buena perpectiva de las montañas nevadas del Atlas. Desde allí visitamos las tumbas saadies (10 dh), un par de mausoleos de la época de Al Mansour, uno de ellos totalmente decorado en su interior con los típicos relieves de la arquitectura marroquí........ continua Relato de un viaje a Marruecos que lo flipas - Por Oracio Holiveira

 

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más