Viaje a la India

Bea nos cuenta parte de su experiencia de un viaje a India

Peripecias y Timos en India

viaje a India
Contaré el peor timo que sufrimos este verano en un viaje a India. Seguro que las diferentes experiencias vividas ayudan a futuros viajeros a evitar más timos, o al menos a hacerte sentir que no fuiste tú el único tonto que picó.
TIMO 1: House-boat en Srinagar. Recien bajaditos del avión en Delhi, a la mañana siguiente de llegar, cuando aún no sabíamos ni por donde nos daba el aire, un paisano nos abordó en la recepción del hotel Red Castle. Nos disuadió de ir a registrarnos en la embajada española, como era nuestra intención, y nos llevó hacia su "oficina de turismo" con la promesa de darnos mapas de Delhi.
Los mapas ni los olimos, claro
En cambio acabamos pagando 260 euros cada uno por una semana en una casa-barco en el Himalaya (la palabra Cachemira no fue pronunciada en ningún momento). Nos pareció un poco caro, y eso sin tener ni idea aún de cómo estaban los precios por India. Hoy sabemos que hicimos el primo pagando esa burrada, pero ese primer día de nuestro viaje pensamos que así no nos tendriamos que preocupar de comida ni de trasporte..., y que eran tan majos en esa oficina que no nos podían estar engañando.¡Hasta de desayunar nos dieron! Nos lo pusieron todo por las nubes: la comida era maravillosa, el barco un lujo, los paisajes el paraiso, la temperatura ideal... Todos los gastos incluidos excepto las bebidas y el trecking.
La realidad fue una historia completamente diferente: 26 horas en autobus para llegar (20 según nos habían dicho); comida penosa y nada variada; el barco al que nos mandaron no era el de la foto que nos enseñaron, sino uno en ruinas; 
no nos estaba permitido salir del barco (de hecho yo sólo pisé tierra firme dos veces en toda la semana. 
Los dueños del barco te acosaban continuamente para que contratases tres dias de trecking por ¡400 euros!. Eran muuuy persistentes, no se rendían. Te llamaban amigo cuando veías claramente que te estaba timando.
Nos hicimos una piña con los otros tres incautos turistas del barco, con lo que intentaron separarnos y mandar a uno de ellos al otro lado del lago. Nos negamos y tuvimos una pelea subidísima de tono con el engargado (Bashir, ¡cómo te odié!)
viaje a India

Por 30 euros al día no te hacían ni la cama. Aunque al menos sí conseguí que me dieran sábanas limpias y sin agujeros el segundo día.
Nos aburrimos como ostras, e hicimos más solitarios que en 
el resto de los días de nuestras vidas. De vez en cuando recibíamos la amable visita de vendedores de joyas o telas, cuyas sufridas familias de la montaña hacían a mano los productos, y que por supuesto nos hacian "special price for you, my friend".
Al final de la semana resultó que el viaje de vuelta a Delhi no estaba incluido. Otra de sus mentiras. Pero, ¿dónde vas a reclamar?, ¿donde estaba mi recibo?
El barco en cuestión se llamaba Dandoo Palace.
¡¡¡Huid de allí como de la peste!!!

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más