Lineas de Nazca


Viaje a Sudamerica - Lineas de Nazca

Al llegar a Arequipa vuelta a la realidad, estuve tres veces y no pude ver el volcán Misti, ver al hermano cóndor me costo ir 5 horas de pie en bus y fue la primera vez en el viaje que me puse de muy mala ostia.
Entro al Terminal de Arequipa y vuelvo a preguntar los precios del pasaje a Nazca, me cobran lo mismo si voy a Nazca o a Lima, no lo entiendo, si Nazca esta 500 km antes de Lima y por la misma vía, - ¿Cómo pueden cobrar lo mismo? –Al final compre para Lima, por el mismo precio. Al lado mío se sienta una señora mayor, lleva una bolsa de tela enorme que pone en el pasillo. Me cuenta que va a ver a su hija a Lima pues hace 1 año que no la ve. De repente empiezo a oír llantos de niño que salen de la bolsa. Giro la cabeza y miro a la mujer. Son mis niños me dice, y abre la bolsa lo justo para que vea a 6 loritos verdes, - no puedo dejarlos solos – donde van ellos voy yo. El caso es que los loritos no pararon de dar la chapa en toda la noche.
Cuando ya estaba bien dormido, se detiene el bus, y me despiertan para decirme que ya estamos en Nazca. También bajan 2 chicos suizos. Son las 5 de la mañana y estoy dormido mientras bajo y agarro la mochila.

De repente me siento abordado por 4 chicos que me cuentan las maravillas de la agencia de tours en la que trabajan y me invitan a visitarla para venderme la vista a las lineas de Nazca. Yo estoy todavía medio dormido y me cuesta pensar, les digo que ahora no puedo decidir nada y que esperen a que tome un café por lo menos. Hace fresco y todavía no ha amaneció. Uno de los chicos todavía esta dándome la chapa y le pregunto que cuanto cuesta el vuelo sobre las líneas de Nazca, cuantas figuras se ven y cuanto tiempo dura el vuelo. Me responde que 50 euros, 30 minutos y se ven 12 figuras. Le miro con cara de asombro y le digo que no alucine, que estoy dormido, pero que de tonto tengo la cara. Que un amigo ha volado la semana pasada por 30 euros. Me responde que es imposible y que por 35 me lo deja el. Y me lleva en su coche al aeropuerto. También se montan los dos suizos que me han visto hablar con el chico y se han animado a ir. Llegamos al aeropuerto y nos enseñan las avionetas que vuelan las lineas de Nazca. Me dicen que hay un avión que es el mejor de todos los que hay en el aeropuerto, pues no tiene los trapecios en las alas y las ruedas de recogen. Solo hay un avión de esos que sobrevuela las lineas de Nazca y es más caro, pues puedes tomar fotos sin que se vean los trapecios ni las ruedas. Le digo que si, pero por el mismo precio. Me dice que no, que 45 euros. – Te doy 40 y voy de copiloto. - OK, pero no les digas nada del precio a los gringos -. – No te preocupes -. - Ah y otra cosa, desayuna después del vuelo, si no quieres vomitar en el avión.

 


La avioneta hacia las lineas de Nazca sale a las 7 de la mañana y mientras el chico va a buscar mas clientes al Terminal de buses nos deja viendo un video de Cahuachi: la ciudad de barro más grande del mundo, a 28 km de Nazca. Es un documental grabado de la TV, y esta muy interesante. Tiene 24 kilómetros cuadrados de extensión, asentado en el valle del río Nazca. El caso es que durante unos meses al año desentierran parte de la ciudad de barro y después de trabajar y sacar los restos arqueológicos, tapan todo lo que han abierto y lo llevan a investigar. O sea, que durante el resto del año esta como antes de descubrirlo. Me dicen que no hay mucho dinero para investigar y si no lo tapan y borran las huellas, los ladrones se llevarían todo lo que no han podido recoger ellos. 
Después de más de una hora aparece el chico con otro par de clientes. En 5 minutos salimos. Al cabo de una hora nos llaman para montar en la avioneta y ver por fin las lineas de Nazca. Estamos los 5 y el piloto hace como un juego de palabras y dice al terminar: - tú delante conmigo – señalándome. Que suerte tengo, je je. Montamos y después de esperar el turno despegamos. Nos dan unos auriculares para oír las explicaciones del piloto sobre lineas de Nazca pero hace un ruido infernal y no se oye nada. Empezamos a ver las primeras lineas de Nazca y dibujos. Los triángulos, la ballena. Es lo único que dice el piloto. A mi me da igual, estoy flipando en el aire. Cada vez que se ve una figura el piloto nombra uno de los dibujos y dirige la avioneta de lado para verlo mejor, luego del otro lado para que la vean bien los pasajeros del otro lado. La primera vez que lo hizo… buahh, no pude ni ver la ballena, - ¿donde? – allí, allí. – ah si, que pequeña -. No me extraña que el que ha comido antes vomitase, pues en 30 minutos caíamos de lado cada minuto. Vimos 12 figuras y cada figura por los dos lados. Fue muy movido el viajecito. Vimos también el astronauta, el mono, la araña, el colibrí, el loro, el cóndor y algunos más. El árbol y las manos son los únicos que se pueden ver completamente desde una torreta que hay de 30 mtrs de altura. Esta al lado de la panamericana y no hay que pagar nada.
Las lineas de Nazca fueron descubiertas en 1927 por Toribio Mejía, estudiadas por Paul Kosok, Hans Horkheirmer y la doctora alemana María Reiche, la Dama de Nazca, quien vivió en la zona por más de 50 años estudiando e investigando el orígen de las lineas de nazca..
Los arqueólogos que han estudiado las Pampas de Nazca acreditan los dibujos a las culturas Nazca y Paracas, entre los siglos 300 a.C. y 900 d.C. Se cree, además, que su construcción debe haberse extendido sobre un período largo por el extraordinario número de dibujos. Su perfecta proporción y enorme tamaño. 
Regresamos y una vez que pongo el pie en tierra me da la sensación que todo ha ido demasiado deprisa. Solo ha pasado media hora. – Que quieres por 40 dólares - . ¿Dos horas volando y con las explicaciones de Maria Reiche? Después de todo parece que no espabilo, no se por que me quejo, lo ideal seria verlas en parapente durante un par de horas, pero no se si se puede, si es posible, o lo que costaría. Me ha sabido a poco y decido quedarme unos días a descansar por la zona para degustar el momento. El piloto me habla del oasis de huacachina en Ica, que tiene una laguna con aguas que dicen medicinales y muchas posadas que la rodean tienen piscina. Los chicos suizos también se apuntan y vamos juntos en un taxi por poco más de lo que cuesta el bus y sin tener que esperar. 
Continuar relato Oasis de Huacachina

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más