Huaraz y el Huascaran


Viaje a Sudamerica - Huaraz - Huascaran

Al día siguiente por 13 soles llego a Lima en bus después de 4 horas de viaje. Allí no hay Terminal de bus, sino que las agencias tienen sus propios terminales desperdigados por la ciudad. Un tipo me recomienda viajar a Huaraz con Multitours por 30 soles. El bus sale a las 21 horas y tarda 8 horas en llegar, así que tengo todo el resto del día para pasear por la ciudad. Me fui a una barbería a cortarme el pelo y hablar con algún limeño.
Lima es Loco, tiene 12 millones de habitantes y mucho ruido, mucha gente. No me gusto. 
Son las 9 PM y salgo para Huaraz, para ver el Huascaran, hay mucho tráfico para llevar a la panamericana, de repente por la ventana del bus veo una zona de centros comerciales y parque de atracciones. Hay gente por todas partes, en mi vida había visto tante gente en tan poco espacio. Después de una hora salimos de la ciudad. Voy durmiendo por el camino. A las 6 AM llegamos a Huaraz, como es muy pronto me quedo con una señora que he conocido en el bus a desayunas en el pequeño Terminal de Huaraz, la mujer se llama Guadalupe y tiene un hijo trabajando en Pamplona, me pide el teléfono para dárselo a su hijo y que me llame cuando regrese a Bilbao. Ella vive en Yungay y ya aparece su bus, nos despedimos y me desea suerte en mi viaje. Un taxista me recomienda el Hotel Imperio, cerca de la plaza de armas. 15 soles hab y con baño, por 5 soles mas al dia me dejan una tv con cable. En esto que aparece un crío y me comenta que el Hotel Imperio esta a 2 minutos caminando y que el me acompaña. El muchacho se llama Humberto y no tiene mas de 14 años, me cuenta mientras nos dirigimos al hotel que trabaja en una empresa que hace tours por el callejón de huaylas y que su empresa esta enfrente del hotel imperio, el caso es que prometo pasar mas tarde a visitarlo, pues quiero cuadrar el hotel, ducharme y descansar un rato.

Quiero la habitación con vistas a las montañas, no hay problema y subo a la 4ª planta, me meto en la habitación, salgo al balcón y le pregunto del hotel cual es esa montaña que se ve enfrente.
Es el Huascaran, me responde.
Me quedo. El tipo se marcha, dejo mis cosas y salgo otra vez al balcón. El Huascaran mide casi 7.000 mtrs de altura, esta toda la montaña nevada y el cielo esta completamente azul. Son las 8 de la mañana y aprovecho para hacerme un trocalo y sentarme en el balcón para ver esa montaña que no me parece que tenga tanta altura. Mientras me fumo el petardo, que por cierto es el ultimo y lo había guardado para una ocasión como esta, veo las montañas, y también la vida pasar, los del pueblo comienzan a colocar sus puestos para vender todo tipo de cosas, desde comida hasta ropa, animales… etc. Desde luego estoy contento de estar en huaraz, pues con la vista de El Huascaran que tengo, no puedo pedir más.
La cara norte del Huascaran no esta nevada. En 1970, un domingo a las 3.24 de la tarde un terremoto de 8.9º sacudió el lugar y una parte de la cara norte se partió y se desprendió, en 3 minutos llego a Yungay, una población de 16.000 habitantes a las faldas de la montaña. Mucha gente de otros lugares acudía en familia los fines de semana – pues las vistas son fabulosas - . todo quedo sepultado en 3 minutos, todos muertos excepto unas 90 personas que lograron subir a la parte mas alta del cementerio y 400 niños que estaban viendo una función de circo a las afueras de la ciudad. No quedo nada, excepto moles y moles de granito. Claro, yo acabo de enterarme de la historia y me quedo alucinado. 
Bajo a la calle y voy a desayunar donde el chino, Humberto me lo recomendó, dice que dan los mejores y mas baratos jugos de la ciudad. Y razón tenía.
Voy caminando hasta la empresa donde trabaja Humberto y pregunto por el. Me dice que a las 10 sale un bus para recorrer la zona de yungay parando en varios lugares interesantes y que me hace un precio especial para mí de 20 soles por la excursión de todo el día. Le digo que no, que no me van los tour y prefiero hacerlo por mi cuenta. Pero el que no, que me va a salir mucho mas caro, que hay sitios a los que no llega el transporte publico y bla bla bla.
Ok, me ha caído bien Humberto y me apunto al Tour.


Lo primero es parar en un mirador para ver el Huascaran, en el mirador hay un a virgen, la virgen de la milagrosa, mi madre y mi hermana la quieren mucho.
. La verdad es que solo por ver el Huascaran ya me doy por pagado, estamos a 2.800 mtrs de altura. 
Llegamos al antiguo pueblo de yungay, todo esta sembrado de rosas, rosas de todos los colores y muchísimas mariposas. Nos dirigimos al cementerio, tiene 5 niveles, 3 de ellos fueron tapados por la avalancha.
Solo queda la fachada la la iglesia y un carro viejo lleno de granito que alguien desenterró.
Llegamos mas tarde a la laguna de llanganuco y allí pasamos 2 horas recorriendo el lugar. 
Me gustan los helados, en Venezuela estuve en una heladería que tenia helados de cerveza, de cebolla, ajo, etc, y en esta ocasión me comí un helado con hielo de glacial, hielo que igual tiene 4.000 años. El hombre pasa el rascador por el bloque de hielo y cuando lo ha pulverizado lo mete en una bolsa de plástico, después agrega jugo de piña, naranja, o limón, mete una pajita en la bolsa y…. ya tengo helado. Me cuenta el hombre que dos veces por semana va con su hermano al glacial a cortar un par de bloques para trabajar los siguientes días.
Llegamos al nuevo Yungay, que se edifico varios km alejado del viejo. Nos llevan al restaurante mas alejado del pueblo, como no entra en el precio del tour el menú. Tiene unos precios muy caros. Pero tengo hambre, además son las 4 de la tarde y ya es hora de comer. Y el restaurante mas cercano esta a 2 kilómetros.—esta todo preparado para que todos comamos allí. Pero eso me pone de mala ostia, pienso en no comer nada. Que se jodan, a mi me la van a dar. Ja ja ja . Pero tengo un hambre de la ostia y enseguida me siento en la mesa para medir el menú y tomarme una cerveza Cuzqueña bien fría.
Luego nos llevan a ver trabajar a un artesano con cerámica. Lo hace todo a mano y a pie. Primero se sienta, debajo de de la mesa hay una tabla redonda que el gira con un pie, mientras con la mano modela las vasijas y otros trabajos.
Luego vamos a degustar un postre muy rico que se llama “ manjar de leche “ . La dependienta unta un palito en el manjar. Chupo el palito y esta muy rico. Nos invitan a comprar pero no compro nada, los botes son muy grandes y pesan, además no me gusta que me presionen.
El tour regresa a Huaraz, yo estoy cansado y me voy pal hotel.
Me gusta Huaraz, voy a quedarme unos días por aquí.Continuar relato Piura y Chimbote

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más