Viaje a Venezuela

12 - Río Caura - Salto las Pavas

Después de pasar un rato conversando tocaba hora de dormir. Mañana había que levantarse temprano para atravesar los 7 Km. de selva que nos separan del Salto las Pavas.
Un buen desayuno a base de pan casero, jamón, queso, mantequilla, mermelada, café, y jugo de frutas. Ya estamos listos para meternos en la espesura de la selva. 
Cargo un par se litros de agua para el camino, unos caramelos, unas galletas, y la cámara de fotos.
Comenzamos la ruta atravesando el poblado y seguimos un sendero que rápidamente comienza a empinarse.

Hace un calor terrible, estoy sudando como Zidane y eso que acabamos de empezar. Hace mucha humedad y apenas entra luz al sendero, sendero por llamarlo de alguna manera, pues esta hecho a base de machete. Parece que no vamos solos, pequeños grupos de indígenas nos adelantan cargando a la espalda bidones de unos 60 litros de gasolina. Son para llevar arriba de la cascada, donde vuelve a ser navegable el Río Caura. Van como cohetes y Carlos dice que hacen dos o tres viajes al día. Eso cuando hay gasolina, bien bastante escaso en la zona.

Miro a mí alrededor, al suelo, y sobre todo a las ramas que caen cerca de mi cabeza. Aquí hay muchas serpientes venenosas, como la Mapanare. Están mimetizadas con el entorno y no creo que vea ninguna. Carlos se para y nos muestra un sapo, estamos un grupo de 10 personas alrededor y después de 5 segundos ninguno ha visto nada. Hasta que Carlos señala al sapo. Joder, es igualito que las hojas del suelo.
Las Serpientes pueden estar en el suelo o en las ramas. Hay que estar muy pendiente, los ruidos de vete tu a saber nos acompañan en la ruta.
Veo una flor muy bonita y la saco una foto con el macro. Mientras reviso como ha quedado aparece una indígena con un niño en brazos y dos niños de unos 8 años. Se me acercan y me piden con señas que les muestre la cámara. Les enseño la foto de la flor. Se quedan flipaos y me dicen con señas que les saque una foto a ellos. 
-OK 
Entonces se ponen juntos toda la familia y les tiro un par de fotos. Se las muestro y le madre comienza a hablarme. Pero yo no la entiendo nada.
-¿Qué dices?
-Hdgsy@dwg&
-No te entiendo.
Begonia comienza a ponerse nerviosa, el grupo ya no se ve, estamos los últimos.
-Dgfsf@ugeey&eh
-No te entiendo nada.
¿Qué dices?
-Rial
-Ah, quieres dinero. No tengo, pero toma unos caramelos.
Les doy unos caramelos a los niños.
La mujer sigue a lo suyo. Gfdgtrhgjrtuhth
-Trentamils
-¡Que¡
-No, no tengo dinero,
Y sigue a lo suyo, hablado cada vez más alto. Esta montándome un escándalo que no veas.
Begonia sale corriendo a buscar a Carlos, y los dos niños salen persiguiéndola. Va corriendo muy asustada llamando a Carlos.
Yo me quedo al lado de la mujer, en esto que aparece el que debe de ser el marido. Va vestido con un taparrabos rojo y no medirá más de metro y medio. En el hombro lleva un arco y unas flechas. Tiene una cara parecida a las mascaras que venden en la tienda del poblado.  13 - Continuar relato

 

 

 

 

 

1 - Isla Margarita - Caripe Guacharo 2 - Caripe Guacharo - Río Caribe 3 - Río Caribe - Cúcuta 4 - Cúcuta - Ciudad Bolivar 5 - Ciudad Bolivar - Bauxilum 6 -Ciudad Bolivar - Gran Sabana 7 - La Gran Sabana 8 - La Gran Sabana- Seguimos 9 - La Gran Sabana 10 - Rio-Caura 11 - El Playon 12 - Catarata Las Pavas 13 - Vuelta Al Playon 14 - Fin del Viaje

Volver a principal

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más