Porto Seguro - Brasil -

Porto Seguro Brancellao desde Brasil 2005 Segunda Parte- Blog de viajes de Brancellao
Espero que lo disfruten tanto como yo.

Porto Seguro

 

porto seguro - brasil -

 

El paseo resultó agradable, a pesar del tiempo inestable, el arrecife donde hicimos un poco de buceo libre no se puede comparar a algunos de los lugares en los que habíamos estado días atrás, aunque es justo decir que ya nos habían advertido que la visibilidad no era la deseable antes de embarcarnos. De vuelta en Porto Seguro a media tarde comimos un “sanduiche” y una “esfilha” y fuimos a hacer las últimas compras. 
Queríamos despedirnos de Brasil como Dios manda. Tomar unas caipifrutas y caipirinhas en la “Passarela do Alcol”, cenamos pescado en Tía Nenzhina (40 reales dos personas) 
un clásico de Porto Seguro y seguimos la ruta por la Passarela hasta O Bar do Nene, pagando entre 3 y 6 reales por las bebidas, para al filo de la media noche encaminarnos a la Ilha dos Aquarios. 
Porto Seguro presume de tener una fiesta cada día del año, cada local o megabarraca organiza los clásicos luaus o fiestas en la playa un día determinado, el más famoso se celebra los viernes en A Ilha dos Aquarios (unos 28 reales la entrada).

 porto seguro - brasil -

La isla está en río que divide Porto Seguro de Arraial, los organizadores facilitan un servicio de “balsas” que desplaza de forma continua a los visitantes de esta especie de “parque temático” de la diversión nocturna. Presiden la entrada y dan nombre a la isla, unos grandes acuarios donde conviven diferentes especies de peces, entre ellos dos grandes -y gordos- tiburones lija. Varios espectáculos y actuaciones al aire libre con distintos ambientes y músicas son el plato fuerte del menú que también incluye dos o tres locales cubiertos -discotecas en realidad- y numerosos bares alrededor. En la isla podemos encontrar gente de todas las edades y resulta una experiencia recomendable visitarla, aunque lógicamente no va a ser el lugar que agrade a todo el mundo. Nos empleamos a fondo en nuestra última noche en Brasil, terminando la fiesta con una gente de Sao Paulo.

 porto seguro - brasil -

El tiempo se escapa... sin darnos cuenta las tres semanas que teníamos se habían esfumado. Cierras los ojos antes de arribar en Río procedente de Europa y los abres el sábado 27, último día de tu estancia en la megabarraca de Tôa Tôa en Praia Mundai con una buena resaca y casi sin dormir. Para colmo tu avión sale a las 15.30 hacia Río y de allí otra vez a la rutina. Praia Mundai es la playa por antonomasia de los visitantes de Porto Seguro, chiringos gigantes pueblan la “orla” y dan diversión día y noche al sin número de turistas de “pacote” que matan su tiempo entre el regateo a los vendedores y las cervecitas. Resulta sorprendente ver como en apenas una hora cualquier visitante primerizo trasforma radicalmente su apariencia para negocio de los tatuadores de henna, vendedores de bañadores , vestidos, camisetas o de sombreros fardones…unos grandes almacenes ambulantes sobre la arena para que nadie se sienta “ fuera de lugar”. Contemplando esa fauna nos despedimos de Brasil, cogimos el autobús de vuelta a Porto Seguro, recogimos nuestros bártulos del hotel e iniciamos nuestro accidentado viaje de regreso que ya detallé un poco más arriba.


¿Y qué nos queda?

Una experiencia maravillosa.

El recuerdo de un fantástico país.

Algunas botellas de buena cachaça .

2.400 euros menos por cabeza, después de haber pagado vuelos, alojamiento, comidas...todo excepto las compras.

Y unas ganas local de volver y de conocer Jeri, Bonito, Ilha Bela, Paratí, Floripa, Jalapao...

.

 

Volver a principal 
Volver a relatos de brasil

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más