Porto Seguro - Brasil -

Porto Seguro Brancellao desde Brasil 2005 - Blog de viajes de Brancellao
Espero que lo disfruten tanto como yo.

Porto Seguro

 porto seguro - brasil -

Porto Seguro, situada en la Costa do Desobrimento, 700 km. al sur de Salvador, es lugar donde desembarcaron por primera vez los portugueses en Brasil, aunque para ser exactos deberíamos decir que lo hicieron 16 km. más al norte, en Coroa Vermelha. Denostada por muchos que la señalan como el infierno del turista “farofeiro” y de “pacote”, amada por otros fue el lugar elegido para disfrutar de nuestros últimos días de viaje. Nos habían advertido que Porto Seguro era un lugar de poco interés, que no debíamos perder el tiempo en visitarlo aunque estaba cerca de lugares de gran atractivo como Arraial d´Ajuda o Trancoso. Después de este bombardeo de propaganda contraria Porto Seguro nuestra intención era utilizar el enclave como punto de partida para visitar lugares próximos tratando de invertir el menor tiempo posible en la ciudad. 
Llegamos muy de mañana a la rodoviaria de Porto Seguro, tras un viaje nocturno en bus criminal por una carretera llena de baches y curvas que apenas nos permitió conciliar el sueño.

 porto seguro - brasil -

Consultamos en algunas casetas turísticas las posibilidades de alojamiento para finalmente reservar dos noches en el hotel Sangri-la (40 reales la habitación doble), decidimos también alquilar un buggy con el objeto de arribar en Trancoso y en la famosa Praia do Espelho situada unos 45 km. al sur de Porto Seguro y considerada la mejor playa de Bahía. Soares que así se llamaba el encargado del stand del hotel Sangri-la, nos lo agenció por 60 reales, llamando a la agencia “locadora” para que nos llevasen el buggy al hotel. Por 10 reales un taxi nos condujo de la rodoviaria al Sangrila, hotel muy céntrico, con buenas habitaciones y piscina, un chollo por apenas 12 euros la noche. Todo marchaba sobre ruedas hasta que llegó la chica de la agencia de alquiler de vehículos y nos dijo que no podía alquilarnos el buggy sin nuestro carnet de conducir y que aunque seguramente encontraríamos a alguien dispuesto a alquilarnos un vehículo que tuviésemos presente que íbamos a circular sin seguro y sin carnet, por lo que si nos paraba la policía podríamos tener algún problemilla. Tras sondear varias posibilidades decidimos dirigirnos al pueblo próximo de Arraial d´Ajuda separado de Porto Seguro por un río que se cruza en barcazas “balsas” (1.80 reales) y allí buscarnos el mejor medio para seguir rumbo sur. En Arraial nos ofrecieron de todo: motos, turismos, buggys (70-80 reales), incluso nos prestaban un carnet de conducir, pero teniendo muy presente la advertencia de la chica de la agencia de Porto Seguro decidimos no complicarnos la vida y nos fuimos en bus a Trancoso (3,80 reales).

El viaje fue una condena, tardamos dos horas en recorrer los porto seguro - brasil - apenas 17 km. que separan ambos pueblos, la carretera de tierra, bacheada –auténticos socavones- hacía que el bus se balancease de un lado a otro y nos moviese como sacos de patatas, el conductor circulaba lentísimo y en una ocasión tomó un desvío para dejar a un pasajero y al ser incapaz de dar la vuelta hizo marcha atrás un tramo de unos cientos de metros. Finalmente llegamos a Trancoso, estábamos machacados así que desistimos en nuestro intento de alcanzar Praia do Espelho, lamentándonos por no haber viajado con un carnet de conducir o haber tramitado el carnet internacional. Visitamos el hermoso pueblo, considerado unos de los refugios más exclusivos de Bahía, Trancoso puede presumir de originales y lujosas pousadas, de su famosa Praza do Quadrado, bello y amplio recinto presidido por una Iglesia vestida de un blanco inmaculado al borde de un acantilado desde donde se contempla la interminable Praia dos Nativos. Descendimos a la playa, para comer unas ostras y unas gambas en una “barraca” y descansar nuestros maltrechos cuerpos en la arena. Volvimos camino de Arraial cuando anochecía, está vez el autobús transitó por una carretera en mejor estado, aunque dando un buen rodeo. Pasamos un par de horas por las animadas y agradables calles de Arraial. De vuelta en Porto Seguro nos encontramos la “Passarela do Alcol” en plena efervescencia. A pesar de ser plena temporada baja las tiendecillas, restaurantes, puestos y vendedores ambulantes parecían multiplicarse en la avenida próxima al mar. Cenamos un buen plato de pasta por 30 reales dos personas y después de probar la horrible bebida local (capeta) nos fuimos a descansar. 
El viernes 26, teníamos pensado hacer una inmersión con botella por la mañana, pero todas operadoras nos desaconsejaron bucear en esa época del año, tampoco se hacía el paseo por mar hasta Espelho y como no teníamos ganas de volver sufrir las descarnadas carreteras que conducían al sur, contratamos el passeio hasta Recife de Fora ( 24 reales por persona), unas piscinas naturales situadas varios kms. mar a dentro, formadas por la plataforma coralina.

Continuar Relato 
Continuar Relato

 

Volver a principal 
Volver a relatos de brasil

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más