Datos de Brasil

Relato de Brancellao desde Brasil 2005 - Blog de viajes de Brancellao
Espero que lo disfruten tanto como yo.

    

Datos de Brasil

A pesar de ser un país conocido mundialmente por sus extraordinarias maravillas naturales, por sus Carnavales, lo que más nos llamó la atención de Brasil es la hospitalidad y la afabilidad de la gente, su nobleza, su maravillosa forma de vivir que contagia a todo visitante. 
 delfines - Brasil - La seguridad.-Siempre que se habla de Brasil aflora el tema de la seguridad, que nosotros no hayamos tenido ningún incidente no implica que por ello sea un país seguro, aunque puedo decir que tiene una mala fama injustificada. Durante nuestro viaje guardamos las normas de seguridad esenciales. En Río de Janeiro hicimos todos los desplazamientos con equipaje en taxi, salíamos a la calle sin reloj, sin joyas, sólo hicimos fotografías en el Pao de Azúcar y Corcovado y llevábamos la cámara escondida, a la playa acudíamos con 50 reales en el bolsillo del bañador y la canga, utilizábamos taxis de noche, por el día nos movíamos a nuestras anchas, caminando recorrimos kilómetros y kilómetros, cogimos un montón de veces el autobús y no tuvimos ni el más mínimo incidente. En Recife incluso paseamos de noche por la playa de Boa Viajem. En Salvador viajamos en bus a Bomfin, Barra, Itapoa sin problemas, en el Pelorinho no nos cortamos a la hora de mostrar la cámara pues en cada esquina hay un policía, algo que ocurre también en la zona histórica de Olinda. En Foz de noche hacíamos los desplazamientos largos en taxi y en resto de los sitios que visitamos o por los que pasamos: Ilha Grande, Angra, Noronha, Morro, Valença, Porto Seguro, Arraial, Trancoso actuamos con total libertad. 
arco iris en Iguazu - Brasil - Usos horarios.- Brasil tiene varios usos horarios, el cambio de hora no se realiza en todo el país, por lo que es conveniente consultar las diferencias horarias en las fechas del viaje. En agosto tienen 5 horas menos que en España en los lugares que visitamos del Brasil continental y 4 horas en Fernando de Noronha. 
Vuelos.- Los vuelos regulares intercontinentales son caros y en fechas puntuales se recomienda comprar el vuelo con unos 6 o 7 meses de margen. Los paquetes de vuelo y avión de una semana pueden resultar paradójicamente el doble de baratos que el vuelo. Nosotros pagamos 800 euros, viajamos con la VARIG, e hicimos el recorrido A Coruña-Lisboa-Río. 
Si el objetivo es visitar varios puntos de Brasil, debe considerarse la posibilidad de recurrir al avión para recorrer el país debido a las grandes distancias que se deben recorrer. Las líneas con más conexiones son VARIG y TAM, que también cuentan con un producto de airpass, que consiste en reservar desde el país de origen un mínimo de 4 vuelos a realizar en un máximo de tres semanas por un precio de 100 euros el vuelo. Nosotros compramos el air pass con VARIG y sufrimos continuos retrasos, su falta de seriedad y hasta la cancelación de un vuelo. TAM funciona mucho mejor y no exige que el vuelo intercontinental se realice con ellos. 
Para vuelos internos sueltos GOL, es una excelente opción. En breve comenzará a operar una nueva compañía lowcost. 
El futbol.

   rio de Janeiro  - Brasil -

No es una novedad la pasión de los brasileños por el futbol, ni es el único país que sufre de esa fiebre, pero para los brazucas el gusto por el deporte rey tiene tintes peculiares. Basta con aproximarse por avión a cualquier ciudad brasileña cualquier día de la semana para advertir los numerosos campos de futbol que se alternan en el paisaje, todos ellos con un partido en juego. En España como en otros países el futbol es fundamentalmente un espectáculo que se observa, en Brasil además de ver por televisión y en campo a los profesionales los imitan en los barrios, en las playas y con bastante éxito por cierto. Una nota común une a las playas de Boa Viajem en Recife, a la orla desde Salvador llega a Itapoa, a las playas cariocas de Copa e Ipanema: cientos de balones rodando por la arena. 

   

Continuar relato Continuar relato

Volver a principal 
Volver a relatos de brasil

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más