Seguridad

Oracio Holiveira nos envía esta información de su viaje por Argentina y por La Patagonia Argentina y Chilena.

GENERALIDADES

DINERO.

Argentina es ahora mismo un destino muy barato para los europeos, incluso aunque vayas a los sitios más caros del país, que fue nuestro caso. Por 25/30 € por persona/día puedes dormir en una habitación doble decente, comer y cenar en restaurante con vino, y te llega para tomarte unas cervezas. El transporte encarece un poco más el viaje. Calcular 10 € por un trayecto en bus de 4/5 horas y de 60 a 90 € por un vuelo interior. Los taxis para distancias cortas son también muy baratos.

En la época en la que fuimos, el euro se cambiaba a 1,33 dólares, por lo que en muchos sitios te daban 4 pesos por cada €. Esto hizo abaratar aún más el viaje. La mayoría de las veces utilizamos una tarjeta de débito para obtener dinero. Comisión 2%. Al volver comprobamos que el cambio era bastante mejor que el que te ofrecían en los bancos. 
Para llamar al peso, en Argentina se utiliza el símbolo $, y el dolar americano se escribe U$S ó US$.

SEGURIDAD

En toda la Patagonia, no hay ningún problema de seguridad. En Buenos Aires, yo creo que es más lo que transmiten los medios locales, exageradamente sensacionalistas, que lo que puede sentir un turista. Hay que tomar las precauciones 
recomendables para una gran ciudad, pero sin paranoias. Nosotros incluso nos adentramos en alguna zona en la que las guías no recomiendan hacerlo, más adelante contaré la historia.
Otro aspecto que destacan las guías es el peligro que pueden suponer los taxis. Nosotros, en la mayoría de las ocasiones, utilizamos "remis". Son coches que trabajan para una compañía, a la que te tienes que dirigir para encargar el coche, y que funcionan con precios fijos según el destino. A veces se paga a la propia compañía al encargar el coche, otras veces directamente al conductor. Suele ser algo más barato que los taxis equipados de taxímetro. Ha sido el país del que me he llevado mejor imagen de los conductores. Como buenos argentinos, siempre tenían multitud de temas de conversación y los viajes eran muy amenos. Además, son una magnífica fuente de información.


CLIMA.

En pleno verano, en Buenos Aires hace mucho calor. En Patagonia, te puedes encontrar con días muy buenos (el día que visitamos el Perito Moreno hizo 27 ºC), pero también con días con un tiempo de perros, e incluso con nieve en mitad del verano (la Patagonia también es conocida como la Puta Agonía).

GASTRONOMIA

La carne es la reina de la mesa. Hay muchos argentinos que son totalmente radicales en este sentido, y se niegan a probar cualquier otra cosa. Una comida en una parrilla, que incluye normalmente un buffet de ensaladas y toda la carne asada que puedas comer, nunca pasaba de 20 $ (pesos) por persona, es decir 5 € en aquella época. Y eso que estuvimos en las regiones más caras del país.
Si os hartáis de carne, las pocas alternativas son los restaurantes italianos, donde las pizzas y la pasta no tienen nada que envidiar a su país de origen, y el pescado en las ciudades costeras. Los vegetarianos lo tienen un poco crudo, no hay mucha alternativa a las ensaladas.
El vino tinto de la región de Mendoza es excelente, y una botella equivalente a un reserva de por aquí, venía a costar unos 5 € en un restaurante. Nos gustó sobre todo el obtenido a partir de la variedad de uva "Malbec" 
La cerveza nacional es la Quilmes, buenísima, siempre servida muy fría, generalmente en grandes botellas de 3/4 de litro o incluso 1 litro. Una botella de 1 litro podía costar alrededor de 1€.


ANTES DE PARTIR

El vuelo lo reservamos a través de Travel Club (reserva en octubre para volar en diciembre).
Por persona: 325 € (tasas incluidas) + 6000 puntos Travel por un Bilbao - Madrid - Buenos Aires, con Iberia.
Por respeto a la temporada alta, y por querer pasar la Nochevieja en un sitio a nuestro gusto, reservamos desde España la primera noche en Buenos Aires, en un albergue del centro, y las 3 noches previstas en El Chaltén, donde íbamos a pasar
el ultimo día del año.
Por motivos similares, compramos en España, en Aerolíneas Argentinas, el billete para el primer vuelo interior en Argentina, de Buenos Aires a El Calafate. Pagamos 185 € por persona, tasas incluidas. Fue un grave error, ya que pagamos más del doble de lo que cuesta si se compra en Argentina, como comprobamos al comprar el resto de los trayectos allí. No había problemas de plazas, a pesar de nuestros temores.
También reservamos 2 plazas en el autobús de la tarde de El Calafate a El Chaltén, simplemente enviando un e-mail a la compañía Caltur. Te da tranquilidad, pero realmente tampoco es necesario.El resto del viaje, tanto los desplazamientos como los alojamientos, lo fuimos reservando a medida que avanzaba el viaje, sin mayor problema
Continuar relato Buenos Aires
Volver al relato patagonia argentina

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más